5/2/09

Vivir con tus padres II: Vida social.


Vivir con tus padres significa, ya en un principio, un motivo de vergüenza al conocer a una persona. Tener que pronunciar las fatales palabras: "estoy en paro, me toca vivir en casa de mis padres"; ya implica que la otra persona te vea de otro modo. Te intentan consolar con frases como: "Anda que no vivirás bien", "Anda que no mola tener la ropa limpita encima de la cama!..." o " Por lo menos tienes a alguien que te cuide cuando estás enfermo"(¿?). Cuando realmente, lo que quieren decir, son cosas como: " Maldito fracasado, tendrá treinta años y todavía estará parasitando a sus padres", " seguro que, solo, morirías en tres dias" o un simple "eres basura". Así te presentas en sociedad, como un progenitodependiente, incapaz de vivir por cuenta propia. Luego, a uno le cuesta lo suyo ganarse un repeto, a fuerza de cocinar tortillas de patatas y hacer remiendos en casa ajena.

Luego está la estrategia noctura, el instinto de caza. Dicho instinto, queda fuertemente mermado por la falta de un nicho propio. Al salir por la noche, no puedes evitar pensar que no dipones de una trampa de caza, de esas que se cierran cuando la caza menor desplaza el palito que mantiene abierta la jaula. Tampoco dispones de un cebo. Aunque algunos lo hayan intentado, no queda elegante hacer proposiciones del tipo: " Te quieres tomar la última copa en mi coche", "Quieres subir(al coche) y te preparo un café" o un simple "en tu casa o en mi coche". En estos casos , sale más rentable la sinceridad y basta con una frase rebosante de realidad: "te vienes a follar al coche?". Como he dicho, esto implica una merma moral, comparable a la empleada por los soldados de la URSS en su descenso hacia Europa. Te entra complejo de pastillero trasnochado del chocolate. Sales pensando en que no hay una guerra en la que luchar, no tienes nada que ofrecer, eres escória. Tu única esperanza es que Elvis acabe bailando el "Shake, Rattle & Roll" en el salpicadero, con el motor apagado. Cosa difícil, conociendo las comodidades y atractivo que ofrece tu "nidito de amor".

Otro capítulo importante en este tema son las explicaciones. "¿A dónde vas?" ,"¿De dónde vienes?", "¿Que hiciste ayer, para llegar tan tarde y con la ropa así?" o "¿Estas son horas de llegar?", son frases que muy comunmente se escuchan en una situación de convivencia familiar. Al principio optas por la sinceridad, aportando, incluso, pruebas que respalden tus testimonios. Es un intento de generar confianza, tratar de probar que te vales por ti mismo, en este cruel mundo, y que, en un futuro, no serán necesario el incómodo interrogatorio. Cuando ves que tus padres no cesan en su continuo ansia de conocimiento, adoptas otra estrategia. Pasas a la fase de descripciones generales, e ,incluso, cuelas alguna excusa que te evite malgastar saliva: " fui a cenar con unos amigos", " paco pinchó y estuvimos hasta las 10:30 del domingo cambiando la rueda" o "volviendo a casa me atracó un yonki y me obligó a beber todo lo que hoy hay sobre la alfombra". Conforme vas cambiando hacia este modo de narración, observas que el interés real de tus padres va decayendo, pero aún así no cesan sus interrogatorios. Pasas a la "fase punki", es decir, esa en la que inventas una historia del todo surrealista para comprobar que el interlocutor mantiene la atención. Esta fase está caracterizada por frases como: "Esperas un nieto de la aparcacoches del barrio", "papa, paso crack, ayer me saqué trescientos pavos" o " me encontré a mamá en el after, con tu socio". Efectivamente compruebas que la pregunta no esconde ningún interés, es un puro trámite.


En definitiva, acabas siendo un preso con la condicional, en una cárcel de lujo.

9 comentarios:

Valero Sanmartí dijo...

Conozco el caso de un amigo (en serio, no fui yo, fue un amigo) que llevaba en los pantalones un pedrusco de drogaina del tamaño de un puño y cual fue la sorpresa de su madre cuando por la mañana entró en su habitación para recoger sus pantalones y lavarlos... Y aunque dicen que el hambre agudiza el ingenio en ese momento sólo se le ocurrió defenderse con un "es de un amigo, que se lo estoy guardando". Ignoro la razón por la que la gente cree que con esa excusa uno sale limpio del percance, ya que lo más probable es que tus padres piensen que tus amigos son Tony Montana y The Cook.

Haller dijo...

Jejejeje. Qué gran clásico. Lo utilicé alguna vez cuando empezaba a fumar... que recuerdos!

Josep dijo...

Per culpa de gent com tu, la natalitat en aquest país mai estarà a l'altura de grans potències com Bangla Desh o Costa Rica.

Amb fills com tu qui s'atrevix a ser pare!

sr. manel dijo...

Pues yo tambien tengo un amigo (es verdad) que usaba los calcetines a modo de condom para hacerse los paj... Y su madre nos decia: "Yo no se k hace este niño con los calcetines para que estén así de tiesos". Ahhhh! ALerta!!

Haller dijo...

Sr. Josep, es un orgullo. Pienso que ya somos demasiados sobre este trozo de roca.
Sr.Manel, los calcetines, otro clásico que roza la leyenda urbana. Yo también conozco a algunos que realizan dichas prácticas. Para qué se inventron los cleenex?

Super Coco dijo...

Hum, yo que soy un fetichista de los pies y me encanta oolisquear calcetines............. me apetece aun mas.

Por cierto, siempre queda la opcion: papa me voy de fin de semana, y te pillas una habitacion en un hotel, en el antro de turno dices que estas de viaje de curro y todo solucionado, folla en un hotel, que te cambian las sabanas y tienen espejos en los armarios justo junto a la cama, claro que el tema mejora cuando de vedad estas de viaje.

Pare Bukkàkez dijo...

Pensi que més lamentable que dir que vius amb els teus pares és dir que vius a un pis d'estudiants que te'l paguen els pares.
Aleshores s'ha de correr a argumentar que és per que a la teva ciutat/poble no fan els estudis que vols fer.
I en lo de no treballar per pagar-te el pis tu, pocs arguments seran vàlids, així que cal acotar el cap.
I si treballes però el pis te'l seguexien pagant el papes, cal argumentar ràpidament que és per que tu et pagues els estudis i ells el pis. Si t'ho pregunta algun company d'estudis, cal dir el contrari.
Mentir sempre acostuma a ser la solució.

Això sí, és lamentable, però s'està de puta mare.

Haller dijo...

Sr. Super Coco, gracias por el consejo. Lo del hotel está de puta madre, pero mejor cuando tienes dinero...

Sr. Bukkàkez, siento discrepar a cerca de estar de puta madre en casa de mis padres. Tengo cinco hermanos y seis sobrinos... Soy una persona que valora mucho el silencio...

Pare Bukkàkez dijo...

No, de fet em referia a que s'està de puta mare vivint a un pis lluny dels pares però que te'l paguen ells.
Jo també penso que viure amb els pares s'apropa a l'infern. Quan passo més de 3 dies amb ells, ja m'estiro dels cabells.
Ànims.